TPV virtual en comercios electrónicos. 3D Secure y más historias…

TPV virtual en comercios electrónicos. 3D Secure y más historias…

Publicado por Helmer Galvis0 Comentarios
Martes, Febrero 28, 2012

Tarjetas crédito y débito Visa y MasterCard pagos tiendas online 3d secure

Uno de los quebraderos de cabeza a la hora de montar una tienda online es el famoso TPV virtual. Si, ese que permite a nuestros clientes pagar con su tarjeta de crédito o débito en nuestra tienda. Y los problemas no es que sean técnicos o de implantación ya que son bastante sencillos de configurar y montar en tiendas tipo PrestaShop, Magento, OsCommerce, entre otros.

Los problemas pueden surgir desde el momento en que solicitas el servicio a tu banco de confianza o uno al que has ido porque te lo han recomendado. En estos sitios (bancos o cajas) te puedes encontrar con que no te conceden el TPV porque tu comercio no cumple con sus “exigencias” ya sea por garantías, avales, etc. Si te lo conceden es porque previamente has hecho todo el papeleo del mundo mundial, así que  considérate un “afortunado”.

Cuando ya tienes tu TPV aprobado te encuentras con otro u otros problemas. Uno de los más típicos es que pasan y pasan los días y la “entidad financiera”  no nos envía o no nos informa de la activación del TPV. Pueden pasar semanas y dependiendo de la oficina o entidad financiera el proceso puede ser traumático.

Cuando ya tenemos el TPV activado, después de haber hecho pruebas en nuestro sitio con la pasarela en modo de pruebas, etc. Llega el momento de la verdad, abrimos nuestra nueva forma de pago al público y así hacerle más fácil y cómoda la compra utilizando su tarjeta. Pero aquí llega uno de los mayores problemas con los sistemas de pago actuales. Los protocolos de seguridad. La famosa tecnología 3D Secure: Verified by Visa y MasterCard SecureCode. Son una piedra en el camino de la compra de nuestros clientes y usuarios. Vamos a verlo detalladamente.

Las entidades no informan a los usuarios de estas nuevas prácticas  a la hora de pagar por internet. Estos al hacerlo van con total desconocimiento y se confunden. Aparte de pedir los datos normales como el número de tarjeta, caducidad y código de verificación; el usuario necesita un código que obtiene llamando a su entidad, acudiendo a su oficina, en su banca virtual privada o por teléfono y en otros casos es su PIN. Esta situación a muchos usuarios les molesta, en unos casos porque el proceso de compra se alarga más de lo normal y en otros la confusión hace que el cliente-usuario abandone la compra. Esto se traduce en muchas ventas perdidas.

Cabe destacar que toda implantación que  ayude a la seguridad del comprador tiene que ser bien recibida y así evitar el fraude en el comercio online. Pero como dije antes, las entidades financieras tienen que dar más información o desarrollar métodos más eficaces que moderen la balanza para clientes y vendedores.

Como ya hemos visto, el solicitar el TPV online y su puesta en marcha puede darnos algunos problemas. Pienso que la clave está en no desesperar, tener paciencia, probar y ver que es lo mejor para nuestra tienda online y para nuestros clientes.

Ya sabes, si quieres compartir con nosotros tus experiencias en este tema no dudes en dejar tu comentario, el hilo está abierto! Saludos.